Fundación Reserva Biológica Dúrika

Protegiendo para las futuras generaciones

Salud Natural: Terapias Manuales

El masaje se define como el conjunto de movimientos sistémicos manuales o mecánicos practicados sobre los tejidos blandos del cuerpo humano, mediante técnicas que tienen como fin la reactivación de la circulación sanguínea, linfática, la relajación muscular, el alivio del dolor, la recuperación del equilibrio metabólico y otros beneficios físicos y mentales. Si bien el término masaje es bastante reciente, la práctica de diversas técnicas data de tiempos remotos. El masaje ha formado parte de la medicina durante unos cinco mil años, de hecho fue, entre las artes de la medicina, la primera y más importante, a la vez que fue practicada, desarrollada y enseñada principalmente por los médicos de todos los tiempos. Desde la antigüedad en países como China, Japón, India, el Imperio Árabe, Grecia y Roma, los masajes, la dieta y los ejercicios eran reconocidos por su gran valor terapéutico en el tratamiento de enfermedades y la conservación de la salud.

A finales de la década de los 80s, el empeño de restituir al masaje y los trabajos corporales el lugar que les corresponde en el terreno de la salud y el bienestar , se incitó a los miembros de las diferentes disciplinas a reunirse y aportar sus experiencias, creándose en 1991 la Federación de Organizaciones de Trabajo Corporal.

En el CNI Dúrika se ha creado una sala de masajes donde se practican las siguientes disciplinas:

1. MASAJE RELAJANTE. El estrés es un estado que afecta tanto a la mente como al cuerpo. Inicialmente hacía posible ciertas reacciones físicas en los humanos y en los animales, resultando útil para la sobrevivencia. Cierta cantidad de estrés es normal y deseable, pero existe una diferencia importante entre el estrés positivo y el estrés negativo, que es cuando se convierte en algo crónico, en lugar de una reacción ocasional, esto puede provocar serios problemas de salud. Con el masaje relajante ayuda tanto a la parte física como a la mental. Un buen masaje con aceites esenciales tiene asombrosos efectos fisiológicos y sicológicos, porque actúa directamente sobre las terminaciones nerviosas del cuerpo, brindando una placentera sensación de calma y estimulando el flujo energético de la persona. El masaje con aceites favorece la eliminación de toxinas y permite la regeneración de los tejidos sanos que disminuyen el proceso de envejecimiento.

2. DRENAJE LINFÁTICO. Su propulsor fue el doctor Vodder. Este método de masaje de drenaje linfático manual, se basa en el uso de movimientos ligeros, rítmicos y helicoidales para acelerar el movimiento de los fluidos linfáticos del organismo, ayudando a liberar el cuerpo de toxinas o materiales residuales. El masaje de drenaje linfático favorece el equilibrio químico e interno del organismo, tonifica y regenera los tejidos, ayuda a normalizar las funciones de los órganos y potencia el funcionamiento del sistema inmunológico.

3. REFLEXOLOGÍA. Es el arte y ciencia de estimular las fuerzas curativas del propio cuerpo, localizando y estimulando ciertos puntos del organismo que afectan a los órganos o funciones en zonas distantes de este punto. La reflexología se basa en el principio de que puntos reflejos de las manos, pies o el rostro están relacionados con cada uno de los órganos del cuerpo. Si se aplica presión sobre un punto reflejo, el terapeuta puede provocar ciertos cambios beneficiosos porque varias zonas de las manos, los pies y el rostro se vinculan con glándulas, órganos y músculos específicos. Si se activan estos vínculos a través del masaje reflexivo se alivia la tensión mejorando la irrigación de ciertos órganos del cuerpo, normalizando a su vez las funciones corporales.

4. MASAJE OSTEOPÁTICO. La palabra osteopatía se deriva del griego osteon (hueso) y pathos (enfermedad). Es una terapia física muy sutil. Se puede definir como el arte o técnica de diagnosticar y tratar las disfunciones y alteraciones del cuerpo humano por medio de la manipulación de la estructura musculoesquelética del paciente: esqueleto, músculo, ligamentos y tejido conjuntivo; donde se observa si la estructura de las articulaciones y músculos está correctamente alineados y funcionan bien, o por el contrario, un accidente, una mala postura o el estrés físico o sicológico lo han alterado. Esta alteración musculoesquelética provoca una disfunción local o regional de las funciones nerviosas, alterándose así el ritmo de vida. Las bases de la osteopatía moderna fueron establecidas por el doctor Andrew Taylor Still en 1854, quien concibió la osteopatía como una terapia para estimular la capacidad de sanación del cuerpo humano. En nuestro CNI la practicamos según las necesidades del paciente.