Fundación Reserva Biológica Dúrika

Protegiendo para las futuras generaciones

Salud Natural: Terapias con Arcillas

Se ha comprobado que la arcilla puede tener muchos efectos beneficiosos cuando se utiliza como tratamiento de enfermedades por su capacidad de frenar la proliferación de parásitos, microbios y bacterias dañinas. Al mismo tiempo colabora con la reconstitución celular sana, drena impurezas como pus de tejidos, absorbe el exceso de líquidos y neutraliza la acción de diferentes alcaloides. Además limpia la sangre y el sistema linfático. Así mismo, la arcilla refuerza las defensas, revitaliza los órganos, neutraliza venenos, fortalece los huesos, contrarresta las inflamaciones y proporciona minerales que faltan en el organismo, gracias a que contiene oligoelementos.

Image descriptionEl uso terapéutico de la arcilla se remonta a los albores de la humanidad. Documentos muy antiguos atestiguan que médicos egipcios utilizaban la arcilla para inflamaciones y úlceras, y aplicaban las tierras cálidas del Nilo para tratar formaciones reumáticas, al tiempo que los embalsamadores la utilizaban para la momificación de los cuerpos. Con el transcurso de los siglos, Hipócrates, Avicena, Plinio, Dioscórides, Galeno, por citar algunos médicos célebres de la antigüedad, propugnaban el uso terapéutico de la arcilla.

Existen varias clases de arcillas y cada una de ellas posee cualidades terapéuticas específicas. Las arcillas son rojas sedimentarias procedentes de la erosión lenta de los granitos. Su componente principal es el silicato de alumina hidratado. Las arcillas se humedecen con facilidad y forman pastas impermeables y plásticas que al secarse generalmente se endurecen, se contraen y se agrietan. El silicato de alumina hidratado raramente existe puro en la arcilla y de acuerdo con los cuerpos extraños que contiene y con la variabilidad de sus proporciones, marcará la calidad de la arcilla, y sus colores van desde el pardo al rojizo, pasando por la gama de amarillos, ocres, verdes, negros y morados. En Costa Rica contamos con una diversidad de arcillas: blanca, roja, morada, negra, verde, ocres, amarillos.

La composición general de la arcilla es iguales prácticamente para todas, lo que difiere son los porcentajes de sus componentes. Sin embargo, las diferencias entre las composiciones de las diversas arcillas no pueden en ningún caso modificar los efectos terapéuticos principales de la arcilla.

La ciencia afirma que químicamente la tierra contiene en esencia, las principales sales minerales que el hombre necesita: sílice, fosfato, calcio, magnesio, sodio, potasio, etc. En las arcillas, su elevado contenido de sílice las hace favorables para fortificar toos los tejidos elásticos del organismo, en particular en los casos de sangre viciada, reumatismo, arteroesclerosis, artrosis, tuberculosis y curar rapidamente fracturas, siendo adempas el sílice un verdadero cemento para las células. El poder antiinflamatorio y cicatrizante de las arcillas, debido al sílice y alumina que contienen, es siepre elevado, independientemente del color que tenga. Además su acción absovernte y antiséptica no depende de la naturaleza bioquímica e la arcilla, sino de la naturaleza física, es decir, el grado de división de las partículas que contienen, que no deben sobrepasar de 1 a 2 micras de finura, es decir del orden de la milésima de milímitro.

En nuestro CNI utilizamos las arcillas con fines terapéuticos y de belleza, aplicándola por la vía externa. ¿Cuál es el efecto de la arcilla sobre nuestra piel? Nuestra piel tiene millones de células nerviosas de diferentes formas y profundidades. Cuando estas son estimuladas, la energía física se transforma en energía que utiliza el sistema nervioso y pasa de la piel a la médula espinal y de allí al cerebro. A este fenómeno se le llama transducción. Al colocar la arcilla, lo hacemos de manera que estimule ests células y traigan el bienestar físico y mental.

CATAPLASMA O COMPRESA: se utilizan las arcillas junto con hierbas, se mezclan y se colocan sobre una tela de algodón, sobre el área afectada.

ARCILLAS CORPORALES: dado que las arcillas limpian y absorven las grasas de lso tejidos, es ideal para problemas dermatológicos como el acné, a la vez se pueden utilizar ne todas las calses de piel: grasosa, mixta, seca; reconstituyendo su balance. Las arcillas debido a su porosidad poseen gran poder de absorción, lo que permite recoger gran cantidad de calor y atraer hacia sí las toxinas acumuladas bajo la piel y lograr de esta manera que sean expulsadas. A la vez favorece la expulsión del ácido úrico acumulado en el organismo. En nuestro CNI colocamos arcilla en el cuerpo, rostro y cabello.

Estas arcillas se combinan con plantas medicinales y aceites esenciales para potenciar su acción, luego la arcilla se retira del cuerpo, combinando con hidroterapia para favorecer la expulsión de impurezas o toxinas.

ARCILLAS FACIALES. El rostro es la expresión de nosotros mismos. Reverla nuestra personalidad, nuestro carácter y nuestras emociones. La piel del rostro es particularmente fina y frágil y se estropea con facilidad. Desde el punto de vista fisiológico el rostro está constituido por pequeños músculos llamados cutáneos, sus contracciones repetidas contribuyen a la formación de las arrugas, esto permite entender porque el rostro necesita un cuidado especial. Image descriptionLas arcillas en el rostro ayudan en diversas maneras: estimulan la circulación, atenúan las arrugas: en la frente, patas de gallo, alrededor de los labios; hidratan la piel, dan elasticidad a la piel, aumentan la regeneración celular, oxigenan los tejidos, estimulan el colágeno y la elastina presentes en lso tejidos, mejoran la cicatrización, relajan el rostro, exfolian células muertas.

ARCILLAS EN EL CABELLO Y CUERO CABELLUDO. Especialmente las recomendamos para nutrir el cuero cabelludo en la alopecia, porque el cabello se cae al secarse el folículo piloso y no recibir riego sanguíneo necesario. La tensión y el nerviosismo, al igual que los factores genéticos son las causas más frecuentes. Al colocar la arcilla en el cuero cabelludo y el pelo, se estimula circulación por medio de masajes, además nutre ya que el pelo se cae porque hay carencia de oligoelementos (zinc, magnesio, selenio, cobre, manganeso, boro, níquel, cobalto, etc.) los cuales por medio de la arcilla pueden suministrarse.