Fundación Reserva Biológica Dúrika

Protegiendo para las futuras generaciones

Salud Natural: Esencias Florales

A principios del siglo pasado el doctor Edward Bach, (1886 – 1936) médico de origen galés, desarrollo un original y eficaz método de curación. Mediante un tipo de sensibilidad especial percibía las propiedades curativas de las flores, las que posteriormente investigaba para confirmar los efectos. Una vez clasificadas las flores, elegía los capullos más perfectos, los sumergía en agua de manantial cercano y las exponía al sol durante algunas horas. Utilizaba esta preparación volviéndolas a diluir y luego conservándolas en brandy. Luego se suministraba en gotas.

Este sistema terapéutico está incluido dentro de las llamadas medicinas vibracionales o bioenergéticas. La terapia floral ha sido reconocida desde 1976 por la OMS. La esencia floral, una vez incorporada en el cuerpo, gracias a su característica vibracional, entra en contacto con el cuerpo energético del paciente y viaja a través de los meridianos de acupuntura y se dirige a los chacras y órganos energéticos donde se producirá su efecto que se manifestará inicialmente en estado emocionales, y dentro de lo posible en la materia.

Salud Natural En la práctica, cada flor posee una cualidad característica, como por ejemplo, el coraje en el caso del mímulo (que es la flor), al ser dado a un paciente con temor, este la incorpora hasta que el coraje desplaza el temor. Bach lo expone claramente: la prevención y curación de la enfermedad se logrará descubriendo lo que falla en nosotros, y erradicando ese defecto con el recto desarrollo de la virtud que lo ha de destruir, no combatiendo el mal, sino aportando la cantidad de la virtud opuesta que quedará barrido de nuestras naturalezas. Por tal motivo, al incorporar la flor al ser, armoniza y desarrolla la virtud correspondiente con la posibilidad de retirar la actitud en desequilibrio. El sistema floral de Bach está compuesto por 38 remedios: de las cuales, 34 son flores silvestres, 3 flores cultivadas y el restante no es una flor sino agua de un manantial de la zona que posee cualidades curativas. Están clasificadas en 7 grupos a saber: para quien siente temor, para la soledad, el desaliento o la desesperación, para quienes se preocupan por el bienestar de los demás, para los que no sienten interés por la presencia de circunstancias, para los que sufren de incertidumbre y para aquellos que sufren de hipersensibilidad a influencia e ideas.

Luego de que el mundo entero empezara a conocer las bondades de las esencias florales de Bach surgió el interés de complementar su trabajo, preparando nuevas esencias de flores para otras necesidades del hombre moderno. Fue así como en los años 70 surgieron los primeros grupos de las nuevas esencias florales que hoy en día suman más de 50. Es importante de destacar al alemán Andreas Korte, el sistema floral de Bush, las flores de California, las flores de Pacífico. Se pueden utilizar estas nuevas esencias combinándolas con las de Bach, según el experto médico colombiano Santiago Rojas Posada, el cual dice que al combinarlas se amplía y potencia su fuerza energética.

En el CNI Dúrika cultivamos y preparamos las esencias, especialmente de orquídeas. Estas son las reinas de las flores, ya que son las más evolucionadas y desarrolladas de su grupo. Aquí en la Fundación Dúrika estamos llevando a cabo el estudio con las orquídeas que cultivamos orgánicamente en un vivero dentro de la montaña, reproduciendo el ambiente natural de la planta.