Fundación Reserva Biológica Dúrika

Protegiendo para las futuras generaciones

Salud Natural: Acupuntura

El objetivo de la acupuntura es establecer el equilibrio normal del cuerpo y de esta manera facilitar la habilidad del organismo para la autocuración. Es una técnica milenaria: en excavaciones arqueológicas se ha revelado la existencia de minuciosas agujas minerales usadas en la edad de piedra. Luego esas agujas se fabricaron de bambú y de diversos metales como oro, plata, y actualmente de acero inoxidable desechables, para evitar contagios. La mayoría de estas técnicas se desarrollaron en China hace más de cinco mil años y la base de la acupuntura es la energía del cuerpo que ni se crea ni se destruye, sino que se transforma a lo largo del cuerpo. Para la China milenaria y misteriosa el hombre es un cuerpo energético con cuerpo y alma: sique y soma entrelazados e indivisibles formando una unidad sistémica. Lo fascinante de la concepción energética china es que no solo es una especulación teórica, sino que la llevaron a la práctica y demostraron sus aciertos a través de la acupuntura y de una visión total del universo.

La acupuntura es traída a Europa por medio de los jesuitas franceses enviados a China por el Rey Luis XIV. La palabra acupuntura fue creada por los jesuitas a partir de dos vocablos: acus (aguja) y punctura (punzada). Desde la Revolución China de 1949, la medicina tradicional empieza a despertar el interés científico, realizándose diversos estudios con el objetivo de comprender su funcionamiento y unir sus técnicas a las de la medicina convencional.

La enfermedad es entonces para la acupuntura, un indicador de desórdenes de tipo energético que se reflejan en lo físico. A la acupuntura le interesa hacer un diagnóstico de alteraciones energéticas y tratarlas. Poco le importan los daños anatómicos o químicos que son los más importantes para la medicina occidental. La medicina ortodoxa, convencional, la que se ejerce en hospitales y consultorios dirige todos sus esfuerzos a matar el germen o a cerrar la úlcera o a sacar el tumor. En el caso de la acupuntura su acción se dirige a recuperar el orden energético del enfermo, una vez recuperado ese orden, la resultante anatómica o química desaparecerá.

La energía en el cuerpo no corre en forma desordenada, tiene caminos o canales propios que son llamados meridianos, que a su vez tienen puntos en los cuales toman y modulan la energía, son los puntos de acupuntura. Pinchar con agujas estos puntos es como cargar o descargar un circuito. Se carga con agujas de oro o se descarga con agujas de plata. El hecho de que las modernas investigaciones en el campo de la bioenergética, la neurobiología y las matemáticas hayan comprobado los principios de la acupuntura China reafirma la validez y la sabiduría de sus orígenes, obliga a respetar el conocimiento alcanzado por los antiguos.